Este es un buen ejemplo de lo que comienza siendo un simple lavado de cara de un apartamento y acaba siendo una reforma gracias al buen trabajo realizado por los profesionales de Cecilia Caro Interiorismo.

Share

Comenzamos este proyecto con la idea de actualizar la vivienda cambiando el color de las paredes y poco más. Poco a poco la clienta nos fue pidiendo asesoramiento de cómo mejorar su vivienda, no sólo estéticamente

Es por ello que cambiamos ventanas, mejorando su aislamiento; la iluminación a tecnología led; los suelos a tarima hidrófuga de Quick Step, que apenas requiere mantenimiento y siempre parece recién estrenados; carpintería interior lacada blanca para así ganar en luminosidad.

Cambiamos los baños de la vivienda utilizando materiales de Porcelanosa, Baldocer, Azulev, Durstone para los pavimentos y revestimientos. Sanitarios de roca, grifería de Tress. Los muebles del lavabo diseñados por el equipo de Cecilia Caro, dándoles así la máxima capacidad.

El capricho en interiorismo nos lo dimos en el dormitorio principal instalando un mural pintado de Lizzo, confeccionando el visillo y cabecero con textiles de Romo Fabrics. El mobiliario provenzal lacado en blanco dio el toque final a esta suite.

En el salón reutilizamos muchos de los productos que se eligieron en su día, aunque dimos un aire diferente retapizando las sillas en un terciopelo verde agua de Guell Lamadrid y jugando con nuevos complementos.

El resultado: Estrenamos casa.

Call Now Button